lunes, 12 de marzo de 2018

Reseña: "Los secretos de Selkie Bay" de Shelley Moore Thomas


Libro único (infantil)

Autor: Shelley Moore Thomas


Traductor: Camila Batlles Vinn

ISBN: 978-84-96886-65-0

Nº de páginas: 192

Disponible en México

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, en los océanos vivían las selkies, seres que podían deshacerse de su piel de foca y hacerse pasar por personas. Dicen que hoy día sigue habiendo selkies entre nosotros. Algunos afirman incluso que la madre de Cordie podría ser una de ellas…

El verano acaba de comenzar y los turistas acuden en manada a Selkie Bay, en la costa de Irlanda, atraídos por las leyendas. Cordie Sullivan, de once años, dejó de creer hace tiempo en esos cuentos de hadas. Pero ahora su madre ha desaparecido de la noche a la mañana. Y mientras intenta ayudar a su padre, que a duras penas consigue sacar a la familia adelante, y cuidar de sus hermanas pequeñas, un presentimiento empieza a apoderarse de ella. ¿Y si su madre fuera una selkie, como se rumorea en el pueblo, que se hubiera visto obligada a acudir a la llamada de los suyos? ¿Y si la propia Cordie y sus hermanas fueran selkies también? ¿Y si hubiera llegado la hora de visitar la isla que, según las leyendas, alberga el mítico reino?
Hace mucho que terminé este libro, pero he estado poniendo mi vida bocarriba últimamente (cual tortuga sobre su caparazón), así que no tuve tiempo de sentarme a escribir reseñas. Pero he vuelto :3

Vamos a lo que nos compete…

Cuando conocí esta novela, me llamó mucho la atención la portada pero, sobre todo, la sinopsis.

Conocía las leyendas de los selkies muy vagamente; sabía cuál es la atmosfera que rodea a estas criaturas, pero nada más. Nunca había leído ninguna historia (mucho menos una en un contexto moderno) donde los selkies fueran tema protagónico.

Cuando leí la información, decidí darle una oportunidad para poder adentrarme un poco en el folclore escocés e irlandés (que es de donde conocía estas leyendas).

Pensé que, al ser un libro infantil y de tan poquitas páginas, la historia pasaría volando frente a mis ojos. Y así fue.

Cordie es una chica de once años cuya madre ha desaparecido en extrañas circunstancias, dejándola al cuidado de sus hermanas pequeñas y de su padre, cuyo trabajo implica restaurar barcos.

Pero antes de esto, antes de Cordie, hubo algunas cosas que ocurrieron en Selkie Bay y de las cuales Cordie no es del todo consciente.

Cuando la madre de Cordie desaparece y los rumores comienzan a cruzar por un pueblo lleno de folclore, Cordie comienza a cuestionarse si será verdad que los selkies (enormes focas que mudan de piel con la intención de lucir como hombres y mujeres) existen y si su madre es una de ellos.

La historia se centra en el punto de vista de Cordie, la cual, mediante recuerdos y nuevos acontecimientos, va formando un rompecabezas extraño, misterioso y que, quizás, implique seres mitológicos que solo pertenecen a una fantasía de libro de cuentos infantil.

Sin embargo, Cordi no es la única que narra esta historia.

En algunos capítulos podemos ver el punto de vista de Ione, la hermana de Cordie que, con sus ocho años, tiene un temperamento muy pesado.

Creo que, justamente, Ione sería el único "pero" que le pondría a esta historia. Sé que una niña de ocho años cuya madre desaparece pude resultar muy exasperante, pero aún así… Había ocasiones en las que Ione decía o hacía algo que terminaba por sacarme de mis casillas… No se diga a su hermana mayor, la misma Cordelia.

Cordie, a pesar de tener once años, demuestra una madurez muy grande a la hora de cuidar a sus hermanas e incluso de su hogar. Así que es muy fácil conectar con ella aún si se es un adulto, pues podemos entender todo lo que está pasando por su mente; somos conscientes tanto las cosas buenas como las preocupaciones que implica estar en su situación.

Sin embargo, también tiene sus momentos infantiles; después de todo, aún sigue siendo una niña, pero ha sido obligada a madurar debido a la ausencia de su madre y al trabajo que implica cuidar de sus hermanas y de su hogar.

La conexión instantánea con Cordie hizo que mi lectura fuera deprisa y, a pesar de las trastadas de Ione, sin tropiezos.

Además, la autora supo manejar perfectamente el misterio que envuelve a la familia, haciendo que mi mente creara sus propias teorías respecto al paradero y el pasado de la madre de Cordie.

Otro punto importante en la conexión con Cordie, es que es más fácil para nosotros sentir todo lo que ella piensa sobre su madre, tanto lo bueno, como lo malo y las muchas contradicciones que tiene debido la situación que esta viviendo.

Así que, sí, es un libro lleno de sentimientos, pero con la cantidad necesaria para no ser un drama infantil más.

Se trata de un tema serio. La desaparición de un padre en la vida de un niño puede cambiarlo por completo y, en mi opinión, la autora hizo bien en llevar un tema tan delicado a una novela tan atractiva como es esta.

Incluso Ione, de la cual me he quejado anteriormente, tiene su manera de sobrellevarlo, lo cual justifica totalmente al personaje.

Sin duda es un libro que, como muchos otros infantiles, recomiendo leerlo con los niños pequeños, pues fomenta el diálogo de un tema que puede llegar a ser importante.
Pero mi corazón quería intentarlo. E intentar algo era mucho mejor que quedarme cruzada de brazos, como atontada.
Conclusión

La realidad y la fantasía colisionan en esta historia llena de reflexiones, demostrando que, a veces los niños son obligados a dejar de creer. Pero, en algunas situaciones, eso que creen puede ayudarlos a sobrellevar un abismo oscuro, incierto y lleno de dudas, invitándolos a superar las malas circunstancias. Y, ocasionalmente, lo que creen puede tener algo de realidad…

¿Qué opinan? ¿Les gustaría leer esta historia? :D
¿La han leído ya? ¡Cuéntenme su opinión! :)

*Gracias a Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

4 comentarios:

  1. Me recuerda mucho a una peli infantil de dibujos que me gustó mucho llamada La canción del mar. El argumento es parecido.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Iris :)
    Justo ayer lo terminé y me encantó. Nada mejor que la fantasía combinada con realidad; me gustó mucho tu reflexión final, las historias que utilizan la fantasía como un refugio para lo real dentro de las mentes infantiles (y por qué no, también en las adultas) son de mis favoritas. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hey!

    Al final la mamá si era Selkie? X´D ya me quedo la duda :v

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Iris!
    La verdad es que nunca me había detenido a leer la sinopsis del libro, sólo me había llamado la atención la portada, pero hasta allí y, aunque me pareció atractiva, no quise investigar un poco más sobre el libro. Lo que cuentas de la trama me gustó y concuerdo con que lo ideal sería leerlo con los pequeños. Espero al final animarme y leerlo.
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)