jueves, 8 de febrero de 2018

Mi opinión lectora #10: Ser lector, hiatos y resacas literarias.

Declaración
Esta es una sección extraña que no sé si exista en otro blog, así que quiero que sepan de antemano que no pretendo adueñarme de ninguna sección; simplemente me pareció que llamarla así era adecuado y ayudaba a mi propósito.

Lo que quiero hacer aquí es dar MI opinión sobre algunas situaciones del mundo de la lectura; desarrollar mi punto de vista y esperar que me dejen algún comentario con su punto de vista.

Que quede claro que NO pretendo que mi opinión exprese la de todo el mundo; es únicamente la mía y no hablo por los demás cuando la doy.
En esta ocasión quiero hablar de algo que me ha estado ocurriendo hace unas semanas y que aqueja mucho en el mundo de la lectura: un hiato literario.

Lo que quiero decir es que hubo un momento en el que simplemente interrumpí mis lecturas.

Ocurrió poco a poco: me encontré en un momento de mi vida en el que tenía muchos pendientes por los cuales no encontraba momento para leer; pero luego, cuando tenía un momento, simplemente no tenía ganas de leer. Quería dedicarme a otra cosa, jugar videojuegos (sí, me gustan los videojuegos), dibujar, ver series y animé, escuchar música simplemente, escribir y relajarme hasta quitarme todo lo que tenía encima.

Pero luego recordé que tenía pendientes editoriales que debía terminar. Pues comencé a leer un libro del que no me sentía muy convencida y ¡pum! Ayudó, pero para mal. No me gustó nada lo que comencé a leer y tuve que dejarlo.

No ayudó en nada a mi hiato literario.

Me sentía frustrada. Había tenido hiatos antes pero no tan largos. Hasta el día jueves de la semana pasada hice tres semanas sin apenas leer algo.

Ya saben que las lecturas que no me gustan las abandono, pero cuando son encargos editoriales las termino aunque no me gusten (es un compromiso); pero no tenía ganas ni de tomar aquel libro.

Ese mismo jueves tuve un momento pesado en mi vida; pasó algo que me preocupó y no me dejó dormir. A eso se le agregaron muchas otras cosas que no hicieron más que empeorar mi estado de ánimo…

Dado el fiasco que sentía, decidí no darle más vueltas a mi problema con la lectura y dejarla de lado un rato.

Sabía que esto haría que me atrasara con los pendientes, pero forzarme no estaba logrando nada, ni siquiera me concentraba en el texto. Así que lo dejé, lo dejé y comencé a hacer las demás actividades que se me venían a la cabeza. Me volví Umaru-chan y decidí mejorar mi ánimo (para quien la conozca, je, je, je). 

Me di cuenta de que hacía mucho tiempo que no jugaba con provecho, que no dibujaba con provecho, que no veía anime o series; parecía que no le había prestado la suficiente atención a cualquiera de mis demás hobbies debido a que tenía deberes por hacer y mi tiempo libre lo utilizaban para leer novelas propias o de las editoriales.

Quiero que quede claro, leer no es una obligación, es un placer. Pero admito que el tener compromisos editoriales a veces hace que resulte un poco frustrante cuando lo que estas leyendo no es de tu agrado. No es una queja con las editoriales, ellos nos envían sus publicaciones y nos dejan ser sinceros al respecto. Eso se agradece. Pero somos humanos y podemos llegar a tener muchas cosas encima.

Y creo que la última novela que tenía en las manos fue el detonante de la situación que estaba viviendo en esos momentos. Todo lo mal que lo pasé, mis pendientes en casa y en la vida en general, y las malas noticias que no paraban de llegar.

Fue el día de antier, martes, que volví a tomar un libro con curiosidad. En este caso un libro de una editorial. Sentí que volvía a mi elemento y al disfrute de las letras.

De alguna manera encontré la forma de sobreponerme a este hiato.

Recuerdo que hace años, el pensar en dejar de leer por momentos largos, me hacía creer que era una mala lectora. ¿Cómo podía llamarme lectora si dejaba de leer una temporada?

Con el tiempo entendí que estas situaciones son parte de ser lector. Así que no está mal vivirlas aunque nos frustremos por ello. Es algo que le pasa a cualquier lector (nuevo o veterano).

Tengo entendido que la resaca literaria se trata de haber leído un libro tan bueno que te cuesta mucho salir de ese mundo y entrar en otro. He escuchado a gente que dice que no se es lector si no se sabe salir de eso. Ahm, ¿por qué?

En mi opinión hacer esas pausas por las razones que sean (hiatos, resacas, falta de tiempo, no encontrar algo que te guste), no te hace menos lector.

Aprender a reanimarse en cada una de esas ocasiones de manera personal es un logro. Las veces en las que me ha ocurrido esto han sido diversas y no siempre me he animado de la misma forma. 

En esta ocasión, como ya les dije, decidí no darle más vueltas, dedicarme a algo más y luego volver. ¡Y me ha sentado muy bien!

En fin, son de esas cosas que otros creen que son contradictorias en el mundo de la lectura y para mí son lo mas normal del universo. 

Y yo tenía planeado hacer una entrada pequeña, pero ya me he extendido. Je, je, je. ¿A ustedes les ha ocurrido algo así? ¿Qué han hecho cuando les ha pasado? ¿Creen que estas situaciones nos hacen menos lectores?

Déjenme sus comentarios, ¡estaré feliz de leerlos! :D Y gracias por leerme :)

1 comentario:

  1. Hello!
    No creo que tener una resaca literaria te haga menos lector, finalmente todos tenemos vidas aparte del blog, y es entendible que se tenga que dar prioridad a otras actividades o quedes saturada con el trabajo, hogar y luego leer para reseñar.
    Creo que lo mejor que puedes hacer en esos casos es descansar o hacer algo diferente. Porque seguro que tu lector interior pronto clamará por retomar la lectura.
    En cuanto a los pendientes de las editoriales te entiendo completamente a veces da flojera pero es un compromiso y no queda de otra más que terminarlo. Del libro que no te gustó ya se de cual hablas xD pero en mi caso ya decidí que no lo leeré xDD y menos con esta tos que tengo.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)