viernes, 13 de octubre de 2017

Reseña: "Tan solo un segundo" de Virginia S. McKenzie


Autoconclusivo

Autor: Virginia S. McKenzie


ISBN: 8416327270 (ISBN13: 9788416327270)

Nº de páginas: 352

Disponible en México

Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años. Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños.

Mikhail hace mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo. Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ello tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes cosas.

Para ambos, luchar por un nuevo comienzo significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras.
Cuando era niña me volví fanática del patinaje sobre hielo y gracias a mi madre pude conocer, brevemente, sobre las modalidades de este deporte. Desde entonces, cada vez que me enteraba, me quedaba como boba viendo las competencias que pasaban en televisión; luego comencé a aprender sobre los elementos puntuales con sus nombres, las cuestiones del vestuario, la pista…

Por desgracia no había pista en mi ciudad (y ahora que lo hay no me he dado el tiempo para ir), así que nunca he patinado sobre hielo; pero espero poder hacerlo algún día. Obviamente no de manera profesional, pero al menos disfrutarlo como simple mortal. Jejejeje.

En fin, no soy una experta, pero soy clara cuando digo que mis deportes favoritos son el patinaje artístico sobre hielo y el voleibol. Pero mi modalidad favorita sin lugar a dudas es el patinaje artístico en pareja.

No soy muy apegada al patinaje en modo danza, que obviamente tienen sus grandes dificultades, pero lo disfruto también.

¿Por qué les cuento todo esto? Bueno, porque admito que me decepcioné un poco al ver que la historia se centraba en una pareja que hacía danza sobre hielo (que, como dije, no es mi modo favorito); pero al mismo tiempo, la niña y adolescente en mí se removió al ver que había una historia que se adentraba en uno de mis deportes favoritos.

Y así empezó esta situación: había “peros”, sin embargo era un libro con el que una parte de mi se identificaba y eso fue suficiente para hacerme abrirlo.

Nos encontramos con tres voces: Hannah, Nick y Misha. Cada uno de ellos con un trasfondo particular que hará que busquen superarse.

No voy a hablar demasiado de cada uno de sus casos porque me extendería demasiado. Sin embargo, les contaré sobre mi voz favorita y la que, personalmente, me pareció la más interesante: Nick.

Sé que es posible que a muchos de los lectores que comiencen esta novela, Nick les resulte repelente debido a que su actitud, al inicio, cambia drásticamente de un momento a otro, haciéndolo áspero e incluso detestable.

Para no explayarme, puedo contarles que Nick ha perdido una parte muy importante de su vida. Y al igual que Hannah, era algo que lo hacía sentirse particular entre todas las personas del planeta.

Estoy segura de que con la sinopsis, ya se imaginaban algo así, yo lo hice, pero lo importante de esto es la forma en que la autora plasma a Nick, tanto en su actuar, en sus pensamientos y en sus sentimientos. 

Sin embargo, como dije, estoy segura de que es el personaje más difícil de querer, pues noté en algunas reseñas que muchos sentían lástima por él, más no empatía. Yo sentí una gran empatía. Cuando has pasado por algo (sea lo que sea) que te supera y te cambia completamente, vives todo lo que Nick vive en la novela y es difícil no comprenderlo.

Por supuesto que Hannah y Misha tienen sus propias historias, pero personalmente no me parecieron tan destacables como la de Nick, con el cual vamos de la mano en un proceso largo y difícil que lo ayuda a superar la perdida de lo más importante en su vida y darse cuenta que, a pesar de todo, siempre habrá personas que lo amarán y estarán ahí para él.

Quiero aclarar que al principio esperaba encontrarme una historia de amor que iba de la mano con una historia de superación personal, pero llegó un punto en el libro donde la historia de amor quedó en segundo plano y eso me agradó mucho.  

Lo he dicho antes y lo vuelvo a repetir: no soy apegada a las historias que son todo romance contemporáneo (cabe aclarar que es de romántica adulta). Tienden a parecerme todas igual y eso me aburre; pero como comenté, esto (y el patinaje, que también funge como una herramienta y no como un principal), quedaron detrás de la estrella estelar que era la autosuperación en momentos extremadamente difíciles.

A pesar de este punto a favor, puedo decir que sentí que la historia se extendió un poco y que hubo algunos clichés con Hannah y Misha que no acabaron de gustarme, así que es posible que esto haya provocado que mi interés en el romance del libro menguara un poco más de lo común y me centrara en Nick. (¿No podría haber sido todo Nick? Jejejeje)

No obstante, sé que los y las amantes de lo romántico disfrutarán de las escenas entre la pareja principal. Si les gustan los personajes cómicos con un trasfondo dramático, este libro es para ustedes. Además, es difícil no acoplar a Misha y Hannah como una pareja enseguida, la química entre ellos es innegable.

Respecto al resto de los personajes, no puedo decir que me afiancé a alguno pero sin duda son de suma importancia para los tres principales, así que yo no quitaría a ninguno.

Otra cosa que le aplaudo a la autora es el detalle que invirtió al momento de hablar sobre el patinaje sobre hielo. ¡Me encantó! Admito que me perdí un poquito a la hora de leer la primera coreografía, pero no me molestó.

Y creo que ya me extendí demasiado, pero es imposible no hacerlo cuando este libro da mucho para hablar.
"Podía. Podía. Podía"
Conclusión

Me encontré con una novela cuyo desenlace es obvio; sin embargo, brilló durante todo el trayecto gracias al mensaje de autosuperación plagado de pensamientos y sentimientos los cuales te permiten identificarte con los protagonistas, destacando, para mí, a uno de ellos. ¡Quiero leer más de esta autora!
Creo que no tengo que decir más. 
Si lo leen o ya lo leyeron, cuénteme qué les parece
Si no lo han leído, ¿les gustaría hacerlo? :) 

*Gracias a Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

1 comentario:

  1. Veo que tienes un flechazo por Nick xDD cierto es un excelente personaje y su evolución durante todo el libro es sorprendente. A mí me encantó el libro xDD creo que anduve loca con él durante algunos días y el ruso me enamoró.
    Sé que te cuesta mucho este género pero me alego que lo disfrutaras.
    Tienes que patinar algún día amiga :3 es genial pero debes tener buen equilibrio, seguro tu lo harías mejor a mí de plano no se me da xDD tengo mala coordinación y siempre termino de panza o despatarrada.
    Besos!

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)