jueves, 18 de mayo de 2017

Reseña: "Chicas en la luna" de Janet McNally

Título: Chicas en la Luna (Girls in the Moon)

Autoconclusivo

Autor: Janet McNally

Editorial: Océano Gran Travesía

ISBN: 9786075271309

Nº de páginas: 372

Disponible en México

Todo el mundo en la vida de Phoebe Ferris cuenta una versión diferente de la verdad. Su madre, Meg, exestrella de rock y evasora profesional de preguntas, comparte sólo el final de la historia: la calma después de la fama que Phoebe siempre ha conocido. Su hermana, Luna, estrella emergente de rock alternativo, predica una verdad tormentosa de su propia creación, ignorando selectivamente los hechos que no le placen. Y su padre, Kieran, el cofundador de la venerada banda de Meg, no ha dicho palabra desde que dejó de llamarla hace tres años.

Pero Phoebe, poeta en ciernes en busca de una identidad propia, está cansada de medias verdades y explicaciones vagas. Cuando viaja a Nueva York a visitar a Luna, decide averiguar cómo encaja ella en esta familia de contadores de historias, y cómo logrará ser capaz de escribir la suya.
Phoebe se encuentra en una especie de limbo sentimental. Sus padres, ambos estrellas de la música alguna vez, se divorciaron cuando ella tenía dos años, por lo que ha vivido dividida desde el comienzo de su vida; y ahora su hermana mayor ha tomado su propio camino, pero está avanzando como alguna vez lo hizo su madre y esto hace que Phoebe se pregunte quién es ella misma, quién quiere ser y cómo encaja en su caótica y dispersa familia. Y en camino esclarecer situaciones que afectaron su niñez y adolescencia.

No soy gran admiradora de los libros de autodescubrimiento… pero el tema en sí mismo no me molesta, de hecho creo que hay novelas muy interesantes al respecto (tengo un par dentro de mis favoritos); sin embargo, también pienso que no cualquiera puede escribir sobre el tema sin hacerlo tedioso.

Los libros de autodescubrimiento suelen estar llenos de memorias del personaje principal o incluso de personajes apegados a ellos y este libro no fue la excepción.

Lo curioso en este caso es que, mientras la historia de Phoebe avanza, la de su madre se nos cuenta en retroceso y nos muestra las decisiones que esta tomó para la formación de su propia banda y su familia.

Phoebe se mantiene contrastando su vida con la de sus familiares, las vidas que ellos tienen entre ellos e incluso la música de cada uno.

Es un constante ida y vuelta entre la antigua vida de sus padres, la vida que ella llevó durante su niñez y hasta su juventud, y la vida de su hermana y su aparente futuro.

Por supuesto, hay algunos secretos que cada personaje tiene y que, aunque aparentemente son personales, han afectado a Phoebe de alguna forma.

El camino que traza esta historia nos deja en claro que, aunque existen muchas cosas en común entre todos los miembros de la familia, también hay otras muy diferentes, las cuales ayudan a Phoebe a abrir los ojos, provocando que cambie sus pensamientos y su actitud ante lo que se le cruza durante su visita a Nueva York.

Admito que esta repetición de contrastes (sobre todo enfocado a su hermana), me parecía muy tediosa. Incluso hubo momentos en los que me desesperaba ver a Phoebe darle vueltas y vueltas a situaciones que terminaban en la misma conclusión.

No lo malentiendan el mensaje es claro, pero creo que es tan claro que pareciera que la autora se extendió demasiado en la páginas.

Sin embargo, no todo es autodescubrimiento. Hay un pequeño romance (y otros dos en los que no se ahonda demasiado) que no ocupa mucho protagonismo en escena y eso, personalmente, me alegra. Queda asentado cuál es el centro de la historia, pero le da un toque juvenil y de una relación realista.

En fin. El mensaje de la novela es bueno y claro, pero sentí que la autora giraba y giraba una y otra vez hasta llegar a la misma conclusión. Pero ahora que lo pienso, probablemente este sentimiento de confusión ayudará a cualquier joven que se encuentre en una situación similar
Soy muy... muy paciente. Estoy descubriendo lo que soy. Y eso es suficiente por ahora.
Conclusión

Una novela que no disfruté al cien por ciento, pero cuyo mensaje puede ser muy positivo para todo aquel que no logre encontrarse a sí mismo.
La novela tiene un soundtrack que pueden escuchar dando clic aquí.

¿Qué dicen? ¿Llama su atención?
Déjenme sus comentarios :D
*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

2 comentarios:

  1. Fíjate que a mi me encanto la novela, no sé si por su sencillez o porque lo leí en el momento correcto pero me pareció genial, me gusto como se entrelaza la música y la ciudad de Nueva York, aunque si encontré ciertos detallitos que no me convencieron como lo que tu comentas, que su hermana tiene mucho protagonico pero de una manera negativa porque desespera, pero fuera de ahí disfrute la lectura y me queden con ganas de leer a futuro algo más de la autora.
    ¡Saludos Iris!

    ResponderEliminar
  2. Hola Iris!
    Pese a que yo tampoco soy muy dada a las historias de autodescubrimiento cada tanto leo alguna porque se que repiten la misma fórmula y suelen ser ligeras de leer, esta en particular parece super simple aunque con algunos buenos momentos y otros no tanto. Una lástima que la lectura no te haya encantado aunque es probable que ni yo no le dé una oportunidad, al menos no de momento, no creo que esté pasando por un momento de necesitar una lectura así.
    Gracias por la reseña!!
    Besos

    ResponderEliminar

De antemano te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link de cualquier tipo o quieres que pase a visitar tu blog, agradecería que enviaras el link al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme. :)